VOLTEO RECREATIVO Y TERAPÉUTICO

Es una combinación de gimnasia y ejercicios artísticos sobre el caballo ,conducido en circulo, a la cuerda por el entrenador.Es la forma de iniciarse en el la actividad ecuestre mas seguro y divertido para los niños y les da los elementos necesarios para desarrollarse como excelentes deportistas y futuros jinetes. Es fundamental para poder disfrutar del caballo con confianza y equilibrio,independencia de las partes y soltura, básico para practicar luego otras disciplinas hípicas como la equitación.
Es un deporte de equipo con un valioso sentido socializador. Se emplea un solo animal por grupo.
Los alumnos de Volteo (Voltis) son como un ensamble humano en donde cada pieza tiene sentido en el conjunto. Todo depende de la atención y precisión de los otros.
Son responsables no sólo de sí, sino también de sus compañeros y el caballo. Cada uno tiene importancia en función del otro.
No hay límite de edad para practicar este deporte en equipo y a partir de los 14 años se puede practicar en forma individual.
Se desarrolla en los niños las capacidades corporales y psicosociales,se acostumbran al trato con el animal, bien entrenado, fuerte y saludable.La clase dura 2 horas,la primer parte es de entrada en calor y entrenamiento físico en el caballo de madera y la segunda parte sobre el caballo vivo en movimiento. Son grupos de hasta 5 voltereteadores. Los chicos, antes, durante y después de la clase se ocupan del equipo y se retiran del establecimiento una vez que limpiaron y dejaron descansando al caballo.
Está comprobado, además, que el contacto con este animal es una de las más eficaces terapias psicofísicas, por eso pueden practicar también volteo quienes tienen alguna discapacidad.

LOS CONDUCTORES DE CUERDA

Son los especialistas que saben siempre y en toda situación como reaccionar y manejar al caballo para lograr de los voltereteadores su óptimo rendimiento.

La actividad de Volteo está a cargo de las Instructoras de Volteo, Paloma Vargas Malleville y Manuela Vargas Malleville con el aval de la Federación Ecuestre Argentina (F.E.A)